¿Qué come un Golden Retriever?



La alimentación de un Golden es muy importante, así que os voy a hablar sobre cómo alimentarnos desde que somos cachorros hasta que nos hacemos adultos.

A partir de los 25 o 30 días de vida ya podemos empezar a mezclar la leche materna con otros alimentos constituidos por leche de vaca y yema de huevo, ya que estos alimentos contienen muchas más vitaminas y proteínas que la leche de vaca, por está razón vais a comprobar lo rápido que crecemos en esos primeros días.

No nos destetamos hasta los 30 días aproximadamente, así que esas primeras semanas se puede mezclar con la leche de vaca un poco de carne picada, y más tarde ya se puede empezar a una alimentación constituida por: Carne o pescado, arroz hervido con cereales, leche, una cucharada de aceite de oliva y otras vitaminas.

La leche, carne y cereales constituyen la parte más importante de la ración de nuestra comida.

Durante nuestro crecimiento, cuando somos cachorros, es conveniente darnos una yema de huevo cruda 3 o 4 veces a la semana,y en lugar de cereales se nos puede dar pan mojado con leche, o bolsas especializadas de comida para cachorro, como las que mis dueños compraban en las tiendas, mi preferida era la de Royal Canin.

Cuando nos hacemos adultos tenemos que comer bien, y para ello hay que tener en cuenta la calidad y la cantidad de lo que comemos. Es cierto que un perro come todo (o casi todo) lo que nos deis, pero una alimentación así no es la correcta.

Tampoco podemos comer sólo carne y huesos, ya que aunque nuestro aparato digestivo es el de un animal carnívoro, necesitamos una dieta mucho más variada.


Muchas veces me aburro de la misma comida, siempre lo mismo me acaba cansando, lo mejor para eso es que mis dueños me mezclen el pienso con un poco de alimento que me guste más, como por ejemplo mezclado con carne, embutido, pan, o incluso fruta. ¡Mi comida preferida es el pan y la fruta!

Hoy día se puede encontrar en los comercios distinta variedad de piensos. Hay piensos especializados para nuestra raza, así que os recomiendo que habléis con los veterinarios, porque ellos van a ser los que más nos ayuden en nuestro crecimiento, como hicieron conmigo.

Siempre nos tenéis que dar de comer a la misma hora. Cuando somos cachorros es conveniente darnos de comer tres veces al día, para el desarrollo de nuestro crecimiento.

Al hacernos adultos, los veterinarios aconsejan darnos de comer dos veces al día, tenéis que llenar el cuenco del pienso entero y distribuirlo en dos veces, ya que nosotros somos una raza de perro grande y eso nos ayuda a no engordar y a no tener problemas digestivos.

Si no queremos comer más, es conveniente que nos quitéis el pienso de nuestra vista, y que nos lo volváis a poner hasta la hora que nos toque, ya que nos entretenemos demasiado, y tenemos que aprender a comer a nuestras horas.

Cuando nos tenéis que cambiar el pienso, por ejemplo el pienso de cachorro con el de adulto, no tenéis que hacerlo de golpe, sino poco a poco, mezclando ambos piensos durante unos días, ya que si no lo hacéis así nos podemos poner enfermos de la barriga.

Los huesos también nos gustan mucho, además nos vienen genial para fortalecer los dientes, pero eso sí tienen que ser huesos grandes, como los de ternera. Los huesos pequeños, como los de pollo, no nos los podéis dar nunca ya que se nos pueden quedar atravesados en la garganta, y eso es algo muy peligroso, así que ya sabéis, ¡No a los huesos pequeños!

Otro hueso que me gusta mucho son los que venden para blanquear los dientes, además de que están muy ricos, me limpian la boca y me dejan más blanca la dentadura, por eso siempre que las personas me ven le dicen a mi dueña “Tu perro tiene unos dientes blanquisimos”

19 comentarios:

Publicar un comentario